DELEGAR: La Efectividad del Liderazgo

Si bien es cierto que la efectividad se mide por el logro de metas establecidas, es necesario resaltar que por muy importante que sea una visión o meta a perseguir, ninguna de estas podrá concretarse a menos que el liderazgo cuente con un equipo y las motivaciones correctas para lograr la misión que se han establecido. Es definitivo que para lograr una visión y una meta siempre se necesitara más de una persona para lograrlo. Si somos capaces de lograr la visión solo por nuestra propia cuenta, entonces esa visión no es muy grande, puesto que toda gran visión ha sido lograda por muchas personas.A través de la historia podemos ver como aquellas visiones que marcaron una huella significativa en el tiempo siempre necesitaron de más de una persona para lograrla, por ejemplo el famoso puente Golden Gate de San Francisco construido en 1937 que necesito de cientos de obreros, muchos ingenieros y muchos financistas para ver hecha realidad la visión de uno de los puentes más importantes y famosos en la historia americana. Se cree que se invirtieron más de $100 millones de dólares para su edificación y al menos 10 hombres perdieron la vida durante los cuatro años que tardaron en construirlo. Esta historia solo confirma que aquellas metas y visiones que trascienden solo son logradas por muchos y no por uno.

Otro ejemplo que nos deja muy en claro esta realidad fue la historia de Cristo, quien pudiendo haber desarrollado solo una visión tan importante como lo es la salvación del hombre, necesito al menos de 12 hombres más a quienes envió para llevar el mensaje del Reino a todas partes, alcanzando así a miles de personas alrededor del mundo. Gracias a esa docena de hombres a quienes Cristo delego para llevar el mensaje de salvación, hoy después de 2000 años su mensaje continua vivo predicándose y enseñándose por todas partes.

Todo este panorama nos introduce a una realidad inminente: La importancia de saber delegar. Como lideres efectivos necesitamos aprender a delegar, de lo contrario, corremos el riesgo de que la visión jamás se materialice.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s